La Cooperación al Desarrollo Concebida como Negocio

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Share on Google+0

Cooperación y Negocio

El panorama mundial no puede ser tranquilizador para aquellos que oteamos el horizonte futuro: las preocupaciones medioambientales como el calentamiento global y la capa de ozono o la deforestación y privatización del agua; las nuevas crisis de refugiados fruto de guerras donde colisionan los intereses de las tradicionales potencias internacionales y, a su abrigo, el surgimiento de un nuevo terrorismo y una nueva política xenófoba y excluyente; el insalvable y creciente abismo económico entre ricos y pobres, reflejado en la crisis económica y la pérdida de derechos laborales y sociales del primer mundo después de lustros de un ilusorio estado del Bienestar; la inminente eclosión demográfica del tercer mundo que en pocas décadas duplicará la población mundial; el insostenible e irracional consumo de recursos naturales que irremediablemente y en cuestión de años demandará materias primas que sólo varios planetas podrían cubrir…

La lista podría continuar, pero a pesar de películas como An Inconvenient Truth (2006), The Age of Stupid (2009) o Home (2009), y cientos de documentales que abordan muchos de los problemas contemporáneos desde la seriedad de la investigación periodística y científica, la carencia de toma de decisiones tanto a nivel internacional como estatal pareciera demostrar que es más la alarma que la realidad. Como si todo estuviera bajo control y las teorías fueran fruto de conspiraciones paranoicas y sin fundamento que simplemente buscan desestabilizar un sistema que ha traído el mayor avance tecnológico conocido y expandido los derechos humanos y la democracia como nunca antes.

Los “Integrados” con los medios de comunicación a la cabeza, seguirán sosteniendo que el consumismo, con su triunfo, ha demostrado que el sistema de mercado se auto regula y que es el único camino viable, porque las injusticias y desarreglos han sido parte de la civilización desde el comienzo de la historia, pero no por ello debemos dejar de ver los progresos aparejados a esta evolución social.

Los “Apocalípticos” creeremos que el poder, cegado por su codicia y endiosado por su control absoluto de las instituciones y los gobiernos, se ha olvidado de usar la previsión. Su prepotencia confía en que descalificando los hechos y descreyendo de los cálculos, el peligro, ingenuamente, dejará de serlo. Tal que un niño que niega la existencia de aquello que lo abruma y que fervientemente cree que al olvidar, la amenaza deja de ser real.

Lamentablemente, el tiempo demostrará quién tiene la razón, cuando tal vez ya sea demasiado tarde.

Mientras tanto para todos aquellos concienciados por las desigualdades y problemas del mundo, siempre quedará la opción de irse de voluntario a una ONG, o en su defecto apadrinar o participar en algún proyecto con donativos o cuotas, puntuales o periódicas desde su propio país. La gran labor desarrollada ocupa el vacío de muchas instituciones mundiales y gobiernos, pero aún así su papel no es en muchos casos más que anecdótico y un parche insuficiente. No muy diferente de la beneficencia y las misiones que con carácter evangélico desarrolló el cristianismo desde los tiempos de la conquista de América, sin duda una forma de lavar conciencias y de actuar de cara a la galería. Lo que no quita que muchas de estas organizaciones busquen principios intachables y fines loables, cobijando y reflejando parte de lo mejor del ser humano en ellas.

Pero el mayor problema, a mi entender, es que no pueden abstraerse del contexto en el que han surgido y éste no es otro que el capitalismo y el concepto de empresa; por lo que en cierta forma no dejan de ser un negocio más.

Hace algunos años, en el lejano año 1995 yo estuve trabajando en la Agencia Española de Cooperación Internacional en México, formaba parte de un grupo de universitarios, más voluntarios que becados, por la escasa cuantía de los sueldos, que diseminados por diferentes países latinoamericanos, comprendimos que la finalidad de la supuesta ayuda no era más que la diplomacia y no la lucha eficaz contra las raíces de los problemas. Pero aparte de la desilusión, generalmente compartida por nosotros los participantes, en las formas, el vacío efectivo y práctico de los proyectos y la variada suerte, sin duda la experiencia nos enriqueció.

Pero más allá de la experiencia laboral y el conocimiento del entramado diplomático, fue el contacto con directivos de Ong´s y su funcionamiento, el que más nos sorprendió en un curso completo y previo que durante un mes tomamos antes de viajar. Entonces supimos de los altísimos sueldos de la ONU y sus diferentes organizaciones, que partían de los 2500 dólares hasta cantidades desmesuradas. Pero lo que nos dejó perplejos a todos fue que las diferentes asociaciones sin ánimo de lucro, de media pagaban a los directores de proyecto la nada despreciable cifra de 10.000 dólares mensuales, con escalones salariales bastante altos, aunque la mayoría de las mismas se nutrieran de voluntarios gratuitos. No, sin duda no era el mundo desinteresado y solidario que uno imagina desde fuera.

Yo fui destinado a la Universidad, y aunque reitero que la experiencia laboral fue interesante, aquello no tenía mucho que ver con la imagen ideal que uno tiene de la cooperación al desarrollo; así que me busqué un voluntariado con chavos de la calle. En esa asociación y otras de escasa relevancia y nombre, con las que estuve vinculado, pude comprobar cómo la mayoría de los trabajadores de base cobraban miserias, mientras los responsables y dirigentes, justo cuando llegaba una subvención, podían aparecer con un coche recién comprado que podía superar la mitad de la ayuda oficial de aquel semestre. Claro que un mal ejemplo no representa a la totalidad.

A mi vuelta no descarté la búsqueda de oportunidades de cooperación por un tiempo, y en aquella indagación comprobé que algunas Ong´s comenzaban a pedir a los voluntarios dinero por la experiencia, como si fuera una moda vacacional demandada por el mercado. Obviamente no era lo que yo buscaba, y aunque me salió otra oportunidad de voluntariado, al final la vida me llevó por otros derroteros.

En la actualidad no hay Ong que no utilice la fórmula, con cuotas semanales, sin importar el tiempo que uno quiera ir a “ayudar a los más necesitados”. Ahora son pocas las organizaciones que se contentan con un trabajo gratuito o mal remunerado, convirtiendo la práctica en una especie de lujo que no se puede permitir cualquiera. Es comprensible que muchas necesiten financiación y que muchos puestos estén fijados en determinadas profesiones. Pero parece inmoral que un mundo en el que cada vez más personas son desaprovechadas por el mercado productivo, esa ingente cantidad de fuerza trabajadora que querría colaborar y hacer una sociedad mejor, se encuentre con la misma puerta que le cierre las oportunidades en su país de origen. Sin dinero, uno no puede ni ser solidario.

Una muestra más de que nuestra civilización tiene unos fundamentos erróneos, cuando cada vez más millones de ciudadanos no encuentran trabajo y se desperdician sus capacidades en lugar de crear mecanismos que a la vez pudieran dar uso y finalidad a sus vidas creando una civilización más ética e igualatoria. Pero claro el mercado es y sigue siendo el único camino, desgraciadamente también para aquellos que se ilusionan con crear un mundo mejor.

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Share on Google+0

Y Si Las Noticias se Subastaran…

publicado en: Noticias Imaginarias | 1
Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Share on Google+0

SubastaNoticias

En esta nueva temporada las tendencias que guiarán a los telespectadores, después de casi un lustro, volverán a ser Las Noticias del Corazón. El lote ya era protagonista indiscutible en las apuestas, y lo ha confirmado cuando se han llegado a pagar 1000 millones de euros por sus derechos, en la subasta organizada por un mundo libre y globalizado, que este año tuvo lugar en Dubai, y que como todos ustedes saben patrocina el TIP y el FMI.

Las Agencias de Calificación de la calidad de la información y la democracia, ya auguraron que el cambio en la tendencia sería la prueba irrefutable de que por fin la crisis va quedando atrás. Según el holding multimedia Mac Murdoc, ganador de la puja, el público está cansado de corrupción política, por ello su valor en el total subastado ha caído hasta la décima posición, justo por encima de las noticias de Guerra y Refugiados.

El cambio de tendencia, afirman, augura programas llenos de estrellas, famosos y espectáculos subyugantes, todo con la clara intención de entretener a la audiencia y hacerles olvidar el mal momento social y económico que gran parte de la población sufre.

Hillary Trump, directiva de la corporación que engloba a 33 canales de televisión, cientos de periódicos y radios, así como propietaria de una de las agencias de noticias internacionales más influyentes, afirmó: “Ha sido una lucha bonita, las otras 4 grandes corporaciones de medios de comunicación han pujado muy bien, pero nosotros teníamos claro que queríamos los derechos en exclusividad. El mercado ha cambiado, la gente está harta de que le digan lo mal que va el mundo y lo mucho que la engañan. No sólo no los culpamos, sino que como creemos que la audiencia manda, vamos a darles grandes producciones y chismes, con un despliegue de medios y gente famosa nunca antes vistos. Llega una nueva era rosa, y los que quieran participar en ella, tendrán que negociar con nosotros los derechos de información”

Antennae Plus, el gran holding europeo que posee un tercio de los canales europeos y una quinta parte de las editoriales, se ha hecho con Los Realities y los Concursos Musicales, así como con las Ruedas de prensas políticas. Tal y como se esperaba al termino de la subasta pública, los dos grandes holdings de la información han confirmado un preacuerdo para compartir los derechos en exclusividad conseguidos, lo que sin duda los confirma como los medios de comunicación más influyentes e indispensables de este nuevo sistema global.

La Asociación de Medios Independientes y sin ánimo de lucro, que pujó fuerte por hacerse con la concesión de Las Noticias de Corrupción Política y Financiera, tras perder su oferta, ha criticado duramente el nuevo sistema informativo impuesto por el libre mercado, sobre todo tras saberse que la concesión ha recaído en el Grupo Diplomacia Digital, quien con anterioridad ya había anunciado que no pensaba ceder bajo ningún concepto el derecho de difusión a este grupo al que califica como antisistema y comunista. La Asociación de Medios Independientes, que en los últimos años tuvo la concesión y que levantó escándalos sin precedentes, a la vez que experimentaba el mayor crecimiento en el sector, lamenta que ahora las noticias que contengan corrupción, aparecerán en un segundo plano y prevé que muchas se archiven bajo el pretexto de carecer del empaque necesario para exhibirse dentro del Prime Time.

La Asociación Internacional de Publicistas, por su parte, se ha congratulado del reparto y ha afirmado que la nueva distribución de derechos televisivos volverá a animar la inversión y el gasto de las empresas en publicidad que había caído un 20% en los últimos años. Ahora sí, considera, se dan las condiciones para un adecuado patrocinio y aumento de mensajes publicitarios, ya que por fin se corresponderá la oferta mediática a la demanda del mercado del telespectador, tal y como sus estudios estadísticos habían aventurado.

Cabe recordar que muchas empresas y bancos involucrados en noticias de corrupción habían dejado de insertar cuñas publicitarias y anuncios en los medios que recogían dichas informaciones, lo que augura, con el cambio de tendencia, que el incremento económico en el sector y la creación de puestos de trabajo podría llegar al 5% anual; sin duda un gran dato que permite que el mundo sea optimista.

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Share on Google+0

La Disputada Presidencia de las Letras

publicado en: What If... | 1
Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Share on Google+0

Asamblea de Letras

A, siempre dijo que, Alteza, era la obligada y adecuada manera de dirigirse a su real trazo. Aducía que había sido caligrafiada así por centurias y milenios, tanto en nuestra civilización como en muchas otras. No por capricho, sino como un reconocimiento implícito su vinculación con la divinidad. Aquella que se había originado en el preciso instante primero, cuando en el principio, “Lo Incognoscible” creó del caos el universo con una mera palabra. Aquella a la que tantos libros sagrados, mitos y leyendas se refieren sin nombrarla, porque su posesión, si alguna vez se atesoró entre hierofantes e iluminados, engendró milagros que invadían la atribución del Altísimo, razón por la cual éste decretó su olvido.

Palabra, que sin duda, ella misma encabezaba, por ser la primigenia y más querida de todas las letras, ya que había sido concebida a imagen de su creador; o acaso no lo probaba así el nombre recibido por el primer ser. Por ello, finalizaba su discurso, su estatus y consideración debían permanecer en el punto más alto de la escala social y de trato gramatical, y animaba a las demás a elegirla como su legítima y única representante, ya que lo contrario supondría una suerte de herejía y blasfemia contra el orden sagrado de las cosas, y por ende, contra el Altísimo diccionario.

Los tímidos aplausos del alfabeto presente, llegaron a ser efusivos pero cortos por parte de aquellas letras de rancio abolengo que habían representado a Barones, Condesas y Duques de antaño. Mostrándose mohínas por el hecho de haber transigido y otorgado la cesión del valioso segundo turno, no a la molesta Burguesía del ayer, sino a un directivo que representaba a la Banca, el Capital, el Dinero, las Empresas y las Finanzas llamado G, y cuya influencia englobaba a todo el planeta.

Su grácil disertación decía apoyarse en la gramática oficial para afirmar que sus representados eran el presente, el futuro y el verdadero motor de la globalización que vivía el abecé contemporáneo. Su candidatura, grandiosa y financiada por el gran capital y las empresas globales, había obtenido una amplio apoyo en los medios de comunicación que calificaban su elección como ineludiblemente subjuntiva. No elegirla significaría para el abecedario entero que la crisis morfológica que vivían se intensificaría con la llegada de los I, populistas e irresponsables imberbes que tenían tan poco apego al trabajo como falsa indignación mostraban hacia la letra C y sus prácticas corruptas que habían creado la Crisis, en presunta connivencia con el gobierno, a quienes G apoyaba, porque ahora más que nunca había que ser cautos y no aventurarse a desequilibrar la economía silábica lograda. O acaso, terminó, queríamos hipotecar la sintaxis lograda con ideas que sólo pueden conducirnos a las huelgas inútiles e improductivas que protagonizó en otros tiempos la inútil H, y crear dialectos que desemboquen en nuevas y desequilibrantes tipografías.

El estentóreo aplauso fue interrumpido por una F filosófica, quien fracturó el turno de intervenciones pactado, y farfullando subió al estrado para echar en falta que tanto ella como la educativa E hubieran sido excluidas de la última reforma lexicográfica, lo que demostraba la fútil Democracia de las letras dirigentes y la nula preocupación por la enseñanza. Al jaleo resultante se unieron la J con su jarana jocosa habitual y la K con su kilométrica queja de que se minusvaloraban sus posibilidades, a la vez que amagaba con lanzar un bote de kerosén a la tribuna. En el lio resultante L llamó al orden y a la ley, lamentando el espectáculo lingüístico que estaban ofreciendo, dejándose llevar levemente, por un ligero llanto.

N nada hacía, si acaso ahora que nadie le hacía caso, niñerías con Ñ, que de tanto verse involucrada con la niñez parecía desdeñar la madurez del gramático evento. La oronda O, se dio una pequeña vuelta al recinto circular y no tardó en decidir que iba a olvidar los puños, palos y peleas perpetrados, mientras P y Q, patidifusas y quejicas se unían en un patético y perenne: ¿por qué?, que recorría la cuestionada reunión. R rabiosa y rebelde radical a ratos, hoy no refrenaba su risa, seguramente porque S saltaba sin sentido sobre su silla y se sobaba su sexo, salpicando saliva y similares sustancias a la tiesa y timorata T que no tenía tiempo de teatralizar su taimada tajada, y es que había tomado demasiado trankimazín para tolerar el teatro de unas reuniones que detestaba.

Unidas por el whisky, las letras W, X e Y se urgían en vencer de algún modo aquella xenofobia que siempre las relegaba a un uso ínfimo y testimonial, y como en cada reunión U y V se yuxtaponían a su yuyu, para con vino zanjar la cuestión y animarlas a pensar que como siempre decía el Zorro de Z, zopenca es la sociedad que premia solo la individualidad, porque así zahiere, sin darse cuenta, la cooperación necesaria; y claro así nos va.

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Share on Google+0

La Indeleble y Desconocida Huella del Abuso Sexual

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Share on Google+0

Abuso Sexual

El propio engaño es un arma poderosa. Olvidar se convierte entonces en una medida de autoprotección insospechada, tan terrible y sorprendente que solo tras una ardua negación, si llegamos a su aceptación, descubriremos su eficacia.

Aquel yo que olvida sus pasos, no es necesariamente un loco, un ebrio o un psicópata. Hay golpes de realidad que la normalidad no puede digerir. Sucede en todo tipo de accidentes, en zonas de guerra o en cualquier tipo de situación que conlleve un drama que sobrepasa con su realidad, la frontera de la nuestra. Y si nuestra equilibrada estructura comienza en el propio cuerpo, trasgredir sus límites causará un desequilibrio completo. Sobre todo si eres un niño y la avalancha supone un primer e impuesto contacto con el sexo.

Ese tipo de recuerdo perdido encontré hace años, hace cortos años en proporción a las decadas que tengo.

Pero el recuerdo no es una prueba tangible, sus fragmentos deshojan una especie de pulso, una imagen ramificada en intensas dolencias sentimentales e inaprensibles, cuya profundidad nos perderá por meses. No por su contenido objetivo y escaso, desvestido de seguridades y detalles, sino porque sus flashes nos obligaran a releer y acomodar nuestra vida más íntima.

Mi recuerdo no es uno, sino variedades incompletas que no dejan penetrar en el contexto completo y menos aún bucear en los abruptos cortes que intuyo. Recuperar su secuencia, no es necesario, casi afirmaría que preferible. En mi caso, tras el hallazgo primero, la indagación no sacó a la superficie nuevo material, no me hizo falta. Cuando la escasez recuperada ha sido una fatiga dolorosa y lenta, saber más es un nuevo viaje al que tal vez no estemos preparados, quizá porque los recuerdos afloran sólo cuando nuestra fortaleza es completa.

El abuso sexual es una secuela que reverbera y nos persigue durante toda la vida. Si ocurre con corta edad, el impacto puede hacer saltar el mecanismo protector borrando su trazo, pero no sus consecuencias. Un niñ@ no tiene fantasías sexuales, y su existencia sólo puede probar que un contacto sexual no consentido tuvo lugar, como afirmará cualquier profesional de la psicología. Aquí radica la secuela nunca mencionada y gran desconocida por la gente. En su irrefutable prueba, reconocí aquel niño que fui y que había olvidado.

Su aprendizaje me aconteció inesperadamente al enamorarme de un muchacho que había sufrido abusos sexuales, —exorcismo que relato en mi novela “El Nacimiento del Amor y la Quemazón de su Espejo”—. En el reflejo de aquel laberinto emocional del desamor, la diosa casualidad me dejó claro que el azar no existe. En el año y algo que duró el proceso, todos y cada uno de mis amantes, gran parte de los nuevos conocidos e incluso amigos de toda la vida, habían sufrido abuso sexual. Con ellos y por ellos, comencé a comprender su dinámica.

La fuerza del hecho no depende de su completo recuerdo, el abuso se posa como una marca indeleble que no atiende a la desagradable subjetividad vivida por la víctima, sino que, al contrario, transfiere el pulso sexual del abusador. Probablemente no hubo ningún tipo de placer en el hecho, pero su atormentado recuerdo lo incita, mezclado con culpa, humillación y una excitación sexual, que al recordar, retroalimenta un círculo infinito y vicioso que genera el sentimiento de que uno es tan culpable como el victimario, lo que poco a poco va resquebrajando la propia autoestima.

Sé que resulta extraño, irracional e ilógico, pero así es la psique humana, se crea un paso más allá de la lógica. El teatro imaginario de los hechos, a pesar de ser fruto de la imposición, se ha transformado en una impronta que el abusado no sólo revive en su cabeza, sino que además anhela a pesar de que su regusto es amargo y culpable. Puede que pasen años, pero la recreación buscada o casual, dirigirá aquella pulsión sexual intensa en la que de alguna forma se repiten los papeles y el hecho. No de forma estricta, pero sí de forma simbólica, como único camino al placer.

Esa concepción de único camino es la que crea a los abusadores, quienes fueron primero abusados y que luego se dejan manejar únicamente por la intensidad de esa pulsión sexual. Sólo la recreación los excita, y si no pueden ser víctimas se convierten en verdugos, alternando roles pero recreando aquel teatro vivido, como si la única opción fuera ser “yunque o martillo” como expuso Leopold von Sacher-Masoch, en su libro La Venus de las Pieles. Pero ese único camino es un engaño más de la propia psique, sin duda el más peligroso.

La incontestable certeza es que la excitación siempre existirá. Para su comprensión les expongo el caso de un conocido quien me relató que tenía 18 años y novia y que nunca había sentido inclinaciones homosexuales, cuando ocurrió el abuso. Su tío siempre había hecho bromas sobre su atractivo y una noche en la que acabaron solos y borrachos lo forzó a tener relaciones sexuales, violándolo varias veces. Como suele ser común, la vergüenza, la culpa, la humillación y que fuera un familiar, le impidió decir nada. Durante años rehuyó a su tío, que seguía haciéndole proposiciones sexuales, pero a los tiempos, una vez ya casado y encontrándose con el abusador en una ciudad diferente, cedió al deseo; ese que no sintió en la violación y que había renacido en su maldito recuerdo.

Los casos y las circunstancias varían, el olvido parcialmente protector suele aparecer en niños de escasa edad. Incluso cuando la personalidad ya está formado, con 10, 12 o mayor edad, suelen darse muchos casos en los que el recuerdo no es completo o si lo es aparece un mecanismo donde el abusado relata los hechos como si fuera un espectador, buscando un alejamiento de aquellos sucesos dolorosos. Pero lo verdaderamente importante es saber distanciarse de aquel sello sexual. Si se produce su práctica debe interiorizarse simplemente como un juego sexual, porque a pesar de lo que pueda parecer la pulsión sexual también se podrá dirigir a más opciones, como un ejercicio en el que se puede introducir el cariño, las caricias y el puro amor. Además de nuevas pulsiones, tanto si aparecieron antes, como si se desarrollaron después; al fin y al cabo el sexo siempre es un instinto en perpetua evolución.

La carga ineludible es convivir con aquel deseo sexual impuesto, que permanecerá y que hay que saber sobrellevar. Transformándolo en una opción erótica y jamás en una imposición, esa que se posesiona del abusador y lo transforma en un abusador futuro, como si el círculo de violencia, humillación y vergüenza fuera irrompible; y no lo es porque como todo en la vida, depende de nuestra voluntad y del papel que en nuestra vida sexual queramos darle.

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Share on Google+0

Y Si los Juegos Olímpicos Fueran Solidarios

publicado en: What If... | 1
Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on LinkedIn1Pin on Pinterest0Share on Google+0

Juegos Olímpicos Solidarios

Los nuevos Juegos Olímpicos serán otorgados con exclusividad a los países pobres. Así lo ha afirmado el COI (Comité Olímpico Internacional) en un comunicado de prensa que ha sorprendido, y de qué manera, al mundo del deporte.

La decisión, según recoge el texto difundido en las últimas horas, se ha tomado por unanimidad a pesar de la oposición inicial de algunas potencias deportivas como China, USA, Rusia, UK o España, pero que felizmente, tras meses de arduas negociaciones, se ha llegado a un acuerdo que pretende simbolizar el nuevo ideal que persigue este mundo globalizado.

El inesperado giro se enmarca en un plan más ambicioso que se ha llevado en secreto y que busca sembrar nuevas formas de intercambio entre los países, basados en la cooperación y el equilibrio sostenible. Todo el mundo sabe que las infraestructuras necesarias para albergar un evento de estas proporciones requiere una gran inversión, coste que a algunos países les ha dejado una deuda inasumible y su futuro en manos de acreedores extranjeros; como sin duda ha ocurrido en parte en la situación griega actual. Para que ello no vuelva a pasar, afirma el comunicado, y además el espíritu olímpico esté ligado para siempre con la solidaridad, todos los países que pretendan competir tendrán que sufragar, en proporción a su capacidad económica, las infraestructuras así como subvencionar academias y profesionales de todas las categorías deportivas; para acercar realmente el deporte a todo el mundo.

Hasta ahora, sólo los países importantes podían acometer tamaña empresa. No hace falta más que ver la ceremonia de Inauguración, donde muchos países, a pesar de la proporción de población que poseen, no presentan más que a decenas de deportistas, mientras los ricos presentan a más de quinientos. Sin duda era una tarjeta de presentación al mundo cara, una exhibición del poderío, no sólo deportivo. Su elección siempre era una mezcla de política diplomática y economía, pero ahora más que nunca, sigue el anuncio, tras la crisis y el alarmante desequilibrio que vive el mundo, es más necesaria que nunca la cooperación entre los países, aunque sólo sea cada cuatro años.

El texto, también, desgrana el nuevo formato de elección de candidaturas donde se podrá admitir a cualquier país, siempre que no haya sido sede anteriormente de una Olimpiada. Los requisitos para la preselección que se tendrán en cuenta serán, tanto su tradición pacífica y deportiva, al menos en cualquier especialidad y con amplio seguimiento entre su población, como sus esfuerzos democráticos y económicos para mejorar la situación de su población y por último comprometerse a invertir un 5% del PIB en ayudas deportivas a su población en los cuatro años precedentes a la celebración del evento olímpico.

Las cuatro sedes finalistas participarán finalmente en un sorteo, donde la suerte, y no las votaciones de los diferentes miembros del Comité Olímpico, decidirá la ciudad y el país seleccionado. En la misma ceremonia se auditarán las infraestructuras necesarias así como el porcentaje que le corresponderá a cada país participante aportar, no siendo exclusivo el aporte monetario, sino que también podrán aportar personal laboral, quienes deben encontrarse en situación de desempleo y además de su sueldo y el pago del transporte, recibirán una cuantía para poder sufragar su estancia. También el país organizador debe aportar plazas de voluntarios extranjeros que vivirán con familias autóctonas, tanto para profesionales del deporte, como para trabajadores de cualquier nivel profesional que sean requeridos en la construcción de las instalaciones deportivas.

El espíritu olímpico pretende, también así, aumentar el contacto entre los ciudadanos de todo el mundo para incentivar el conocimiento de todos los pueblos mediante la colaboración directa entre personas de todas las nacionalidades, durante al menos cuatro años y no solamente durante las semanas que dura la olimpiada. Sin duda, una noticia sorprendente y muy bien recibida por la opinión pública mundial, que empieza a creer que un mundo más justo y unido, es posible.

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on LinkedIn1Pin on Pinterest0Share on Google+0
1 2 3 4 5 19