La UE apoya a los Agricultores frente a las Distribuidoras

publicado en: Noticias Imaginarias | 1
Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Share on Google+0
Caricatura
Caricatura

La canciller alemana, Angela Merkel, acompañada de Dacian Cioloș, comisario europeo de Agricultura han anunciado medidas urgentes y de apoyo para la supervivencia del sector agrícola en la Unión Europea. Tras el veto ruso a las exportaciones europeas y el subsiguiente perjuicio para el sector agrario de más de 5.200 millones, han reconocido que los 125 millones de ayudas para toda la Unión, son escasos y, aunque han prometido cuadruplicar ese rubro, han anunciado que regularán por ley que los agricultores obtengan un precio justo en origen.

La iniciativa contempla que el productor no tenga que aceptar el bajo precio que las grandes distribuidoras les imponen actualmente, sino que tenga asegurado, al menos, un tercio del precio final que pagan los consumidores. La UPA (Unión de Pequeños Agricultores) se ha apresurado a alabar la medida, y a afirmar por medio de Agustín Rodríguez, secretario general en Andalucía de esta asociación agrícola, que aunque todavía no tienen detalles específico del funcionamiento de la nueva directiva europea, su entrada en vigor hará que el sector pueda plantearse un futuro, negro hasta ahora.

Hace sólo una semana la UPA escenificó en Granada con una popular venta de patatas, ante un gran supermercado, la alarmante situación creada por el problema ruso. Afirmando que las grandes distribuidoras habían aprovechado el conflicto político, para bajar aún más los precios en origen. En la actualidad se paga a los productores agrícolas 8 céntimos por kilo de patata, cuando su producción cuesta 14 céntimos. Por lo que la cosecha se está quedando en el campo, al igual que la de otros productos como melocotones, nectarinas o ciruelas.

Esta es una vieja demanda de los agricultores que ven como el consumidor paga un precio muy superior por un producto que sólo enriquece a los distribuidores y a las grandes superficies que lo comercializan; e irónicamente empobrece y arruina a los que trabajan el campo. Las distribuidoras compran los productos agrícolas entre 5 y 10 céntimos de euro, y los venden entre 50 céntimos y 1 euro, a las grandes superficies que obtienen otro tanto, en su venta final al consumidor.

Hay que recordar que se cumple un año desde que el gobierno español aprobara la Ley de Funcionamiento de la Cadena Alimentaria, que buscaba paliar el problema y que no ha servido para su fin. Además los agricultores comunitarios tienen que hacer frente a las exportaciones de terceros países, como Marruecos, con precios de producción más bajos.

La medida por lo tanto, reconoce y subsanará, un sector que no para de tener pérdidas y que ve cómo el beneficio de su trabajo se lo llevan otros. Una buena noticia más que demuestra el buen rumbo de la Unión Europea. Sí, sin duda Europa está cambiando.

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Share on Google+0